(57) 319 2930843

(57) 318 3269478

COLABORADORES / DANIEL DE CULLÁ

 ReVista OjOs.com   NOVIEMBRE DE 2017

Daniel de Cullá

 

El señor de un solo huevo

 

“Nada es verdad, todo es mentira. Todo es mentira, todo es quimera” Rebuzna el Asno que mueve la rueda del molino, y el agricultor que, en su tractor de primera, ara, siembra y recoge la cosecha.

 

-Führer, ¿qué me mira usted?

Adolfito, ¿qué me estás mirando?

-Hija, no te miro nada

Que me estás enamorando.

- ¡Ay¡, ¡ay¡, ¡ay¡

Le quité el bigote

Agarré una mesa

Le rompí la cabeza.

¡Ay¡, ¡ay¡, ¡ay¡ (Eva Braun)

 

Según el Expediente “X” Hamlet creó la tragedia de William Shakespeare.

 

Julio César, Montezuma y Carlomagno en una taza de café engendraron un prometido dictador con dolores de parto, como ellos mismos dijeron. Sus suegras, que les estaban viendo, lo mismo aventuraron:

 

-Coged hijos míos, esposo mío, la ropa y, en la noche oscura del Holocausto de Europa, si el Führer viene, marchad con él. La libertad florece en el bunker nazi de Berlín.

 

Llevadle ropa limpia, hacerle mudar, y si os preguntan:

 

-¿El dictador dónde está?

 

Decidles que ha marchado a hacer las Américas, como un Colón cualquiera, y ha andado siete leguas para llegar a la ciudad de Argentina. Sus pistoleros van por delante y por detrás.

 

Muchos historiadores y periodistas cuentan que su suicidio fue la lógica de sus batallas perdidas, pero no fue verdad. Según documentos de la KGB soviética y el FBI norteamericano, su suicidio fue un montaje realizado por dobles sin identificar.

 

Menevse Deprem-Hennen, en su libro El Dentista del Diablo nos habla de J. Blaschke, dentista del dictador durante 20 años, afirmando que, por su dentadura, él parecía ser un ser sin sustancia, inclinado a la cobardía, de ahí su instinto devoto y criminal, motivado, además, por haber sufrido su ego el no haber sido admitido en la Escuela de Arte Judío Max Domarus: “El Hitler básico: discursos y comentarios”; más el golpe sufrido en la cabeza por una astilla de granada durante la Primera Guerra Mundial.

 

Otro de los motivos fue, sin duda, como dijo Andrew Roberts del Daily Mail, la pérdida de un testículo en 1916, que le hizo preguntar a su médico Johan Jambor: “si él nunca podría tener hijos”.

 

No obstante, sus fantasías de hombre superior, sus sueños de una Nueva Alemania, a muchos psicólogos les hace pensar que él nunca podría llegar a suicidarse y que su espíritu de supervivencia era superior al suicidio. Su sueño era escapar, huir a la Argentina, que en ese momento era tan nazi o más que Italia o España. Como así hizo.

 

Es evidente que a las tropas rusas, al ocupar Alemania, su odio y ansia de matar, les nubló la mente de tal modo que no cayeron en la evidencia de la trampa o jugarreta que les había dejado el dictador en su huida, dejándoles unos dobles. Nicholas Bellatoni, un arqueólogo de Connecticut, USA, que examinó los ADN del dictador y su amante Eva Braun, afirmó rotundamente que sus huesos no eran de ellos (Uki Goñi, en The Guardian); y que Eva no murió de un disparo. (Petrova, Peter Watson La Muerte de Hitler).

 

Por otra parte, el cadáver de Gustav Weler fue anunciado por los rusos como el cadáver de Hitler. El escritor  reportero Jerome R. Corsi en su libro “Cazar a Hitler” afirma que el dictador no se suicidó, y Linda Strausbaugh, estudiando la sangre de entre los cadáveres del bunker, no encontró sangre alguna del tipo de Hitler y Eva.

 

Harry Cooper, en su Trilogía de la Huida de Hitler, nos anuncia que el dictador ruso Stalin afirmó, un 30 de abril de 1945, que en el bunker del Führer no se encontraban ni Hitler ni Eva. De ahí que, luego, se extendieran fantasías de que le habían visto en Austria, en Barcelona, seguidos por asesinos a sueldo con idea de matarle, como leemos en el libro de Abel Basti El Exilio de Hitler, afirmando que se hicieron la cirugía plástica para poder escapar y llegar a la Argentina, en el submarino U-53, donde les esperaban más de 300 oficiales nazis, criminales de guerra.

 

“No se ha muerto, no se ha muerto”, dicen por la Pampa argentina. Que, según los servicios secretos, y documentos clasificados del FBI, se les ha visto, con sus hijos, hospedados en el Hotel Edén, cuartel general de los nazis exilados. Que durante 17 años vivió a cuerpo de rey, y murió, con el ombligo lleno de migas y de felicidad, a los 72 años, en un rancho, el 13 de febrero de 1962 (Simon Dunstan, Gerrard Williams “Grey Wolf”.

 

Por la cordillera de los Andes, todavía se recuerda que el General Eisinhower afirmaba que el dictador vivía de buten pelotilla en Argentina, rodeado y financiado por sus incondicionales inmigrantes alemanes, entre ellos figuras como la de Adolf Eichmann, localizado en 1960.

 

Cuando el presidente de Estados Unidos preguntó a Stalin en la conferencia de Potsdam, en 1945, que si Hitler había muerto o no, Stalin contestó que no. “Ellos han escapado a España o Argentina”, dijo, basándose en la afirmación de su oficial mayor de las tropas que ocuparon Berlín, quien afirmó que: ”de los cadáveres encontrados ninguno era el de Hitler o Eva”.

 

El huevo del Führer

Por un falso testimonio

Todavía revolotea

En el bunker de Berlín.

Los ángeles  le voltean

Y los demonios se lo llevan

Para hacer una tortilla

Para mi abuela y tu padre.

No lloréis Constancia y Luz

No lloréis, les dice María

Que si nos oye uno de las SS

Nos meterá por el culo

El honor y la lealtad

En huevo de Pascua

Convertido”.

 

Por último, “el misterio fascina a los fascisnerosos”. “Una persona que va al dentista nunca será un suicida” (H. Oppenheimer) “La Legión Cóndor repica las campanas y el pueblo se ha emocionado”. “Al Señor de un solo huevo le van a felicitar porque tiene en la sartén tres tortillas no habiendo más que un huevo fatuo gamado”.

Daniel de Cullá

(España, 1945). De origen castellano aragonés. Tras años de pobreza y soledad, muy joven, se fue a estudiar a los Seminarios de Segovia y Madrid.

Más tarde, cuando abandonó

los estudios de Magisterio y Filosofía y Letras viajó a Inglaterra, Países Bajos y Francia donde estudió las lenguas madres de los

países que visitó. En ese periplo trabajó como portero

nocturno en hoteles, tostador de pan y ayudante de  cocinero.

Poeta, escritor, ensayista, pintor y fotógrafo, es miembro

fundador de las revistas literarias Gallotricolor y Flash

Republicano. Su producción y publicaciones se han multiplicado sin cansancio. Figura destacada de la literatura universal, está

considerado como el gran poeta de Castilla. Su poesía es transparente y en ella

brillan ricas imágenes de corte surrealista.

Su tema favorito es el Amor. Su obra Las Bragas del Maromal fue llevada al teatro. Miembro de la Asociación Colegial de Escritores de España.

En la actualidad participa en espectáculos que funden

pintura, poesía, música y teatro.

Dirige la revista de Arte y Cultura ROBESPIERRE.

 

VOLVER A COLABORADORES                                                VOLVER A SUMARIO

 

VOLVER A COLABORADORES                         VOLVER A SUMARIO

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia

 © ReVista OjOs.com

Se prohíbe la reproducción de cualquiera de los contenidos de la ReVista, así como su traducción  a cualquier idioma sin autorización de su titular. Email: fernando.guinard@gmail.com / Teléfono: (57) 318 3269478 - 319 2930843 Bogotá, Colombia